Crece profesionalmente usando la habilidad de negociación

20/03/2021 - Actualizado: 23/03/2021

Absolutamente todas las cosas en la vida son una negociación. Cruzar la calle es una negociación, por ejemplo. Decidir a qué restaurante ir es una negociación. La mayoría de las veces, no somos conscientes de que estamos negociando, lo que nos hace perder oportunidades.

En el trabajo, por ejemplo, saber negociar es esencial para el crecimiento profesional. La negociación es un esfuerzo de interacción para generar beneficios.

En otras palabras, tenemos dos partes con intereses comunes, pero también un conflicto entre ellas que debe resolverse en beneficio mutuo. Por ejemplo, si queremos un aumento de sueldo, el conflicto será por el aumento en sí, mientras que los intereses comunes serán seguir trabajando y contribuyendo a la empresa.

Una negociación no es una confrontación, sino una herramienta para establecer un marco de mejora. Podemos aprender valores positivos, empatía y ser capaces de llegar a acuerdos y conseguir resultados.

Los beneficios de la negociación en el trabajo
No cabe duda del importante papel de la negociación en la gestión de conflictos. Es algo que no es necesariamente negativo: ¡un conflicto no implica una pelea o una discusión!

La negociación en el trabajo nos aportará tres beneficios principales:

- Nos permite  construir mas y  mejores relaciones.

- Nos permite alcanzar soluciones duraderas y de calidad, en lugar de soluciones pobres y a corto plazo que no satisfacen a ninguna de las partes.

- Nos ayuda a evitar futuros problemas y conflictos.

En el trabajo, la negociación puede ayudarnos a mejorar nuestra carrera de varias maneras. Una de las más obvias es conseguir un mejor salario. Pero ese no es, ni mucho menos, el mayor beneficio que puedes obtener en tu carrera. Puedes negociar mejores horarios, más flexibilidad, conciliación de la vida laboral y familiar, mejores prestaciones, formación específica..........

LEER TAMBIEN  Crea una Hoja de Presentación para un Trabajo que impresione en 5 pasos.

¿Por qué limitarse al dinero cuando puede mejorar mucho su vida? El primer paso en cualquier negociación es tener claro lo que se quiere conseguir. Luego hay que pensar en cómo desarrollar una estrategia que nos acerque a nuestro objetivo. Fíjate en los niños, expertos negociadores: saben lo que quieren, saben de quién obtenerlo y no aceptan un no por respuesta.

Las etapas de la negociación: cómo dominarlas para tener éxito
La negociación es un proceso que requiere una buena estrategia y preparación. En una negociación, hay que hacer todo lo posible para conseguir el objetivo deseado... o algo parecido, con algunas pequeñas concesiones.

Para tener éxito, hay que tener en cuenta las cuatro etapas típicas de la negociación que comentaremos a continuación. Recuerda que, como todo en la vida, mejorarás con la experiencia. Sin embargo, siempre es una buena idea empezar con una buena base. Veamos con más detalle estas cuatro fases de la negociación.

Fase de preparación
Es esencial estar bien preparado antes de ir a reunirse con la otra parte. Esto significa considerar cuidadosamente los argumentos que podemos presentar y, por supuesto, cómo podría responder nuestro "oponente". Es importante tener claro el objetivo de la negociación y utilizar todas las herramientas a tu disposición para conocer todos los detalles que te ayudarán en el proceso.

Si practicamos justo antes de la reunión, tendremos la confianza necesaria en nosotros mismos y en nuestros argumentos, y estaremos más relajados en la siguiente fase.

El debate
Esta es, como puedes imaginar, una de las etapas más importantes, porque en ella entra en juego toda la preparación previa, pero también tus habilidades de comunicación. No sólo hablamos del lenguaje verbal, sino también del lenguaje no verbal (muy importante porque puede mostrar tus debilidades y un interlocutor inteligente lo utilizará en tu contra), así como tu actitud en la negociación, tu tono de voz y muchos otros detalles. En esta fase expondrá su posición y, por supuesto, la defenderá.

LEER TAMBIEN  ¿Buscas trabajo fuera de tu país? 4 Claves para el éxito

Momento de proponer y concluir la negociación
¿Qué propones y cuánto puedes ceder? Es el momento de poner sobre la mesa todo lo que quieras para conseguir tu objetivo, defendiendo bien tu posición, pero teniendo siempre presente a la otra parte. No se trata de ganar a toda costa, sino de encontrar un compromiso que beneficie a ambas partes.

Es cierto que lo ideal es llegar a un acuerdo muy positivo para todos, pero no es lo habitual. Normalmente, una parte cede en una posición y la otra en otra. También puede

Si quieres leer mas artículos como Crece profesionalmente usando la habilidad de negociación puedes visitar la categoría Consejos.

Mas contenido Gratuito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir